Oops! no tengo stock

Buda Hawaiiano

$6.000

24 cuotas de $831,48
10% de descuento pagando con Transferencia bancaria

Buda sonriente con mucho estilo hawaiiano hecho a mano con mucho amor.

El Buda no era un Dios ni profeta de Dios, tampoco se declaró como un Ser divino. En el
Budismo no existe el concepto de un Dios creador. El Buda fue un ser humano quien, a
través de esfuerzos tremendos, se transformó y trascendió su limitación humana creándose
en él un nuevo orden de Ser: Un ser Iluminado.
El estado de Iluminación que alcanzó tiene tres facetas. 1) Es un estado de "Sabiduría", de
ver las cosas como realmente son. 2) Es una fuente de "Compasión" o Amor que se
manifiesta en una actividad constante para el beneficio de todos los seres. 3) Y es la
liberación total de las energías de la mente y cuerpo para que estén al servicio de la mente
plenamente consciente.
El concepto budista de la Iluminación no se conoce en Occidente donde tenemos limitados
entendimientos de la capacidad espiritual que la vida ofrece. Algunos estudiosos la
interpretan en un sentido humanístico como llegar a ser un humano ético y con cualidades

morales, careciendo de un orden espiritual. Otros entienden la meta en términos de un Dios
más allá de todo y creador de las cosas, la meta en este caso seria comunión o unión con él.
El mensaje central de Buda es que todos podemos liberarnos del sufrimiento, producto de la
servidumbre a deseos y ansias ilusorios. Buda enseñó que la causa de todo sufrimiento,
físico, emocional o existencial, incluido el derivado de la muerte, es la ignorancia o el olvido
de nuestra verdadera naturaleza.