Oops! no tengo stock

Santa Rita de Casia

$5.000

24 cuotas de $561,75
10% de descuento pagando con Transferencia bancaria

Santa Rita de Casia hecha en decoupage, nuestras madrecitas son diseños únicos hechos a mano con muchísimo amor.

 

Patrona de lo Imposible
Por siglos Santa Rita de Casia ha sido una de las Santas más populares en la Iglesia
Catolica. Ella es conocida como la " Santa de lo Imposible " por sus impresionantes
respuestas a las oraciones, como también por los notables sucesos de su propia vida.Sus
símbolos representativos son las rosas, los higos y las amapolas.

Santa Rita queria ser monja, pero por obedecer a sus padres, se casó. Su esposo le causo
muchos sufrimientos, pero ella devolvió su crueldad con oración y bondad. Tras perder a su
esposo y sus hijos, Santa Rita se entregó a la oración, penitencia y obras de caridad.
Después de un tiempo ella aplicó y fue admitida en el Convento Agustiniano en Casia. En el
convento, la vida de Santa Rita fue marcada por su gran caridad y severas penitencias.
Santa Rita fallecio el 22 de Mayo de 1457 a la edad de 76 años. La gente se agolpó al
convento a presentar sus últimos respetos. Innumerables milagros tuvieron lugar a traves de
su intercesion, y la devoción hacia ella se extendió a lo largo y a lo ancho.

Dios ha escuchado las oraciones de Santa Rita por otros en innumerables ocasiones, y
ciertamente ella estará feliz de inteceder una vez más, en nombre de aquellos que le ruegan
ahora.
Datos milagrosos
Las rosas de Rita: Uno de los símbolos de santa Rita es la rosa. En su vejez, ella contaba
que su marido le prohibía dar de comer a los pobres. Un día en que estaba saliendo de su
casa con un pan bajo sus ropas, Mancini la confrontó y le quitó el vestido: pero el pan se
había convertido milagrosamente en rosas. 
Las abejas de Santa Rita: Según una tradición, desde que era bebé, mientras dormía en una
cesta, abejas blancas se agrupaban sobre su boca, depositando en ella la dulce miel sin
hacerle daño y sin que la niña llorara para alertar a sus padres. Uno de los campesinos,
viendo lo que ocurría trató de dispersar las abejas con su brazo herido. Su brazo se sanó
inmediatamente.